Documentación

Embarcacións de recreo

Para mantener su embarcación en perfecto estado para echarla al mar, deberá estar al tanto de todo lo que ocurre en ella.

 

Recomendacións previas

Para mantener su embarcación en perfecto estado para echarla al mar, deberá estar al tanto de todo lo que ocurre en ella. Le aconsejamos que tome nota de todas las reparaciones  que deba llevar a cabo, con el fin de no pasar por alto ninguna de ellas.

Debe además distinguir la importancia de cada tipo de reparación, hay algunas que podrá hacer cuando comienza la temporada de navegación (arreglar una puerta, un cajón de la cocina..) sin embargo hay otras que conviene programarlas con mas tiempo. Le aconsejamos que las reparaciones de importancia, en las que deberá invertir mas tiempo, las haga nada más terminar la temporada; no las deje para el invierno, ya que el tiempo puede jugarle una mala pasada.

Trate de organizar su tiempo libre, estableciendo una relación de prioridades para la reparación. Después haga otra relación de materiales y herramientas que precisara, en caso de que la reparación pueda hacerla usted mismo.

Aconsejamos que no salga a navegar con el barco reparado solo a medias, puede causarle problemas más importantes de los que tenía en un principio, es preferible que espere unos días antes de echarse al mar. Tenga en cuenta que una embarcación debe ser revisada siempre en su totalidad, ya sea nueva o de segunda mano, no se deje llevar por las apariencias.

En caso de que el barco sea nuevo, no hay ningún problema, pero  no siempre es así. Antes de comenzar una travesía es conveniente hacer una minuciosa revisión de cada zona, si bien hay algunas que requieren mas atención  que otras. Esta relación puede valerle como guía para la comprobación:

  • El motor debe funcionar a la perfección, ya sea marcha adelante o atrás.
  • Comprobar que las lecturas de sonda son correctas.
  • Revisar una a una todas las luces.
  • Revisar la bomba de achique
  • Comprobar las bombas.
  • Izar las velas y revisarlas: hay que tener en cuenta que estas son, junto con el motor las formas de propulsión de la embarcación.
  • Revisar las válvulas de toma de mar del casco.

El esfuerzo a realizar en la puesta a punto de un barco de segunda mano dependerá de:

  • Los años que tenga la  embarcación
  • El mantenimiento que tuviera
  • El tiempo que pasara sin salir a navegar (también es importante saber sí durante ese tiempo estuvo o no a cubierto)

Son varios los puntos que deben comprobarse de manera especial antes de comprar el barco de segunda mano:

  • El motor: es conveniente arrancarlo cuando el barco esta en tierra, ya que eso nos determinara si funciona correctamente y si el alternador carga correctamente la batería. Para encenderlo, cuide de tomar las medidas adecuadas.
  • Las luces
  • Revisar la instalación del gas
  • Las válvulas de toma de mar del casco
  • Las baterías
  • La Jarcia
  • Los cables de pasamanos y candeleros
  • La bomba de  achique: comprobar que no hay filtraciones.
  • Instalación eléctrica
  • Tanques de agua potable, entubados…..

Una vez se hagan todas las comprobaciones necesarias, hay que llevar el barco a puerto. Debemos poner todo al cuidado en evitar que sufra deterioro con el traslado, hágalo con material adecuado.

 

CASCOS DE MADERA: Como acabar con la podredumbre.

Los barcos fabricados de madera es muy probable que una avería genere una podredumbre.

La madera podrida puede estar mojada o seca. Si bien la seca es menos corriente, si es cierto que es mucho más grave, ya que se extiende rápidamente por toda la embarcación. En todo caso, es conveniente arrancar la madera podrida y separarla de la que está sana.
Tenga en cuenta que ningún arreglo podrá ser efectivo mientras no se elimine la causa que produce el problema.

Para detectar la podredumbre, nada mejor que ver la decoloración de la madera o la ondulación de las superficies pintadas.

Seguidamente vamos a dar una serie de consejos prácticos a la hora de preservar su embarcación contra la podredumbre:

  • Comprobación de la existencia de podredumbre. Conviene revisar las zonas cerca de las piezas de acastillaje, rebordes, tacos…, para lo que aconsejamos que se use un punzón en caso de que la madera este podrida, vera como se separa nada mas empujar con la punta de la herramienta.
  • Podredumbre resultante de filtraciones de agua. Lo primero será ver si hay filtraciones. Si se trata de filtraciones a través de la cubierta, deberá seguir su rastro hasta la cabina; y al contrario, si la gotera esta dentro del barco, su origen seguro que la tendremos en la cubierta.
  • Cubiertas hechas con tableros con clavos estropeados. La consecuencia clara es que los tableros estén flojos. Un remedio más sencillo y barato que volver a clavarlos todos es cubrir las costuras con lonas y una lamina de plástico.  También puede darse una capa de pintura muy espesa.
  • En caso de que la cubierta este sin pintar hay que mirar cuales son las últimas costuras en secar,  ya que estas serán las que con mas seguridad tengan algún tipo de defecto, ya que retienen humedad.

Mención especial merecen los barcos hechos de madera contrachapada. El contrachapado  que se usa para la construcción de barcos es uno de los mejores materiales. Un casco fabricado en este tipo de material puede durar toda la vida si se cuida correctamente.

Se trata de una madera prácticamente indestructible por  causa de la humedad, ahora bien, puede ser fatalmente dañada por los hongos. Este es un mal que, una vez que ataca, se propaga con mucha facilidad y rapidez por debajo de la superficie, sin que se vea por fuera hasta un tiempo después.

Para tratar de detectar este tipo de podredumbre, es aconsejable buscar señales como pueden ser:

  • La pintura no se pega bien en la zona.
  • Las costuras están empapadas.
  • Hay zonas que no se  secan al tiempo con el resto.
 

CASCOS DE FIBRAS DE VIDRO

A pesar de que la fibra de vidrio es un material de gran calidad, no podemos caer en el error de pensar que es milagroso; al igual que la madera pueda estropearse con gran rapidez si no se cuida de una manera adecuada.

Los problemas más habituales en este tipo de embarcación son:
Las grietas que pueden generarse por diversas causas y en distintos sitios de la embarcación.

  • Piezas colocadas desigualmente: conviene buscar grietas en forma de estrella en las zonas que soportan gran esfuerzo.
  • Un golpe fuerte. puede causar  mucho daño.
  • Por dentro: todo el material encastrado (bañera, literas, etc.) nunca debe mostrar grietas; es conveniente examinar estas zonas con asiduidad.
  •  Uniones de los mamparos de madera con casco: en estas zonas pueden producirse grietas debido a un movimiento excesivo.

La osmosis o formación de ampollas, es un defecto que a menudo aparece con el paso del tiempo, debido a una filtración de agua por capilaridad. La osmosis se convirtió en el mayor enemigo de este tipo de barcos. Cuando un barco de  fibra de vidrio es “atacado”  por la osmosis ocurre algo similar a cuando un barco de madera se ve afectado por la podredumbre por hongos: deberemos actuar rápidamente, aplicando un tratamiento y eliminando la causa productora:

  • La aplicación de resina epoxy es un buen remedio: para hacerlo, el casco deberá estar completamente seco, y eso significa que el barco deberá permanecer durante cierto tiempo no solo en el exterior, si no también cubierto, y es aconsejable el uso de deshumificadores. Si el barco no esta bien seco, corremos  el riesgo de que la aplicación de la resina no sirva de nada
  • En caso de que el grado de penetración de la osmosis sea muy elevado, no bastara con aplicar la resina, en este caso debemos una solución de emergencia y poner el tema en manos de especialistas, que deberán secar el barco, rascar y lijarlo el gel-coat y  colocar un nuevo revestimiento
  • Recomendamos que, en la medida de lo posible, trate de guardar el barco en tierra. Los barcos que permanecen en el mar sufren mucho  mas la osmosis debido sobre todo a la mezcla de agua salada con agua dulce de la lluvia.
  • Cuando traslade el barco a tierra, limpie los fondos  y compruebe que no hay ampollas. Para esto puede usar una lámpara eléctrica que debe colocar en la parte plana. En el caso de encontrar alguna ampolla, deberá  pincharla y olerla; si se trata de osmosis la reconocerá por su olor característico a “caramelo de pera”.

Así mismo debemos prestar siempre especial atención a la quilla, ya que es uno de los puntos débiles más importantes. Si la unión de la parte superior de la quilla por dentro del barco se hizo de forma incorrecta, permitirá que entre agua y esta ablande el tejido. Si se produce esta corrosión en el lastre puede expandirse e incluso puede llegar a producir la criba de la quilla  desde dentro.

Por ultimo hay que comentar que en caso de observar alguna de estas irregularidades en la embarcación de menos de un año, deberá ponerse en contacto con el fabricante.